El cerebro necesita ser graso para poder funcionar correctamente

El cerebro necesita ser graso para poder funcionar correctamente

cerebro

Las grasas son elementos necesarios e indispensables para el buen funcionamiento del organismo. Los seudocientífico y aficionados a la dietética, nos han hecho creer que las grasas son malas siendo prioritaria su eliminación para tener una vida saludable. ¡Error! Como siempre los extremos son malos.

Las grasas son macronutrientes esenciales que deben estar presente en las dietas equilibradas. Su carencia puede ser causa de enfermedades, deformar nuestra silueta e incluso ser la responsable de nuestro aumento de peso.

Pero no nos desviemos del tema del que queríamos hablar. El cerebro.

¿Sabías que el cerebro es el órgano más grasiento del cuerpo humano?  Las grasas en el cerebro representan hasta más del 50% de su peso seco, y ayudan a regular todo lo que pasa a través de él. Protegen también el cableado cerebral gracias a lípidos y proteínas, con el fin de optimizar su funcionamiento y el proceso de regulación que actúa sobre el resto de órganos y tejidos del cuerpo humano.

La clave para la salud

Por tanto, la eliminación total de las grasas de la dieta puede ser perjudicial para el buen funcionamiento de nuestro cerebro, es decir, de su salud.

cerebro

Así, la clave de la salud cerebral depende en gran medida de las grasas porque estas funcionan como una especie de aislante de electricidad. En términos médicos, las neuronas se comunican a través de lo que se conoce como un impulso eléctrico,  el cual podría verse afectado y no cumplir su objetivo si este órgano no contase con los niveles de grasa suficiente para actuar, ocasionando un daño a gran escala en el tejido cerebral, como consecuencia de esta electricidad.

En pocas palabras, la grasa contribuye con la efectividad de muchas de las labores que el cerebro ejecuta constantemente y también lleva a cabo un largo proceso de restauración de las neuronas dañadas.

¿Cuáles son las grasas que benefician al cerebro?

Hemos estado hablando de "grasas" pero no todas las grasas representan un beneficio para el cerebro por lo que es fundamental conocer cuáles si aportan lo que este necesita para su funcionamiento. Recuerda que si tu organismo no cuenta con las cantidades necesarias, podría ocasionar un deterioro progresivo de las funciones cerebrales.

Por ejemplo, el colesterol se encuentra en más del 20% del total de grasas que están en el cerebro y es que científicamente se ha comprobado que favorece el aprendizaje y la memoria. Por su parte el omega-3 también proporciona en niveles muy alto lo que este órgano requiere para su desarrollo.

Muchos expertos en el tema recomiendan el consumo de nueces dentro de la alimentación, ya que  permiten la estimulación del cerebro. El pescado azul es otro de los alimentos que no pueden faltar, ya que evita enfermedades como la presión o el estrés.

Finalmente, es una prioridad para el ser humano incluir el aceite de oliva virgen extra dentro de su dieta cotidiana. Y es que básicamente, contiene las cantidades de antioxidantes que el cerebro requiere para contrarrestar el deterioro de las neuronas.

Indudablemente, antes de llevar a cabo cualquier rutina de alimentación destinada a tu salud cerebral, es sumamente importante consultar con tu médico de confianza y de esa manera poder preparar solo aquellas recetas que resultaran beneficiosas para tu organismo.

Fuente: La Mente es Maravillosa


Real Time Web Analytics