Más cerca del elixir de la eterna juventud

Según vamos haciéndonos mayores, algo que pasaba desapercibido porque no era importante para nuestra juventud que creíamos eterna, empieza a serlo, y todas las noticias que tiene algo que ver con mejorar nuestra capacidad cognitiva, o evitar el deterioro de nuestras células, principalmente del cerebro nos llama la atención poderosamente.

elixir-eterna-juventud

Hoy comparto contigo un artículo de “El País” que destaca “Un estudio demuestra en ratones cómo revertir el envejecimiento cerebral asociado a la edad gracias a una proteína de la sangre”

El equipo de Saúl Villeda realizó el año pasado un experimento clave con ratones buscando cómo se puede frenar el envejecimiento. Para ellos, tomaron 2 ratones uno joven de 3 meses, que equivale a un humano de 11 años y uno mayor de 18 meses que equivale a un humano de 70 años.

A ambos animales les hicieron compartir su sangre y vieron que “algo” de la sangre del joven había reactivado el cerebro del ratón viejo, pues los ratones mayores pierden poco a poco la memoria y la capacidad cognitiva de forma similar a los humanos. Y era evidente que ese “algo” estaría en la sangre. Con estas premisas el equipo de Villeda se lanzó a buscar ese componente de la sangre que puede revertir el envejecimiento o ser parte de la solución de enfermedades como el Alzheimer.

Según relata El País en un estudio de Villeda y su mentor científico el investigador de Stanford Tony Wyss-Coray, “describen una proteína que circula en la sangre y que parece activar los efectos perniciosos del envejecimiento. La proteína en cuestión se llama beta-2 microglobulina (B2M) y su concentración en la sangre tanto de ratones como en humanos aumenta con la edad. Los niveles de esta proteína también son especialmente altos en enfermos de alzhéimer.”

Otro estudio publicado en Nature Medicine, el mismo equipo científico señala a esta proteína como la responsable de parte del deterioro cognitivo asociado a la edad, a mayor concentración en sangre mayor pérdida de memoria y los cerebros dejan de generar nuevas neuronas. “Estamos muy estimulados por los resultados porque muestran que hay dos maneras de revertir el deterioro mental asociado a la edad”, explica Villeda, que lidera su propio grupo de investigación en la Universidad de California en San Francisco. El primero sería introducir factores “rejuvenecedores” presentes en la sangre, algo que también se descubrió el año pasado y cuya efectividad se demostró en ratones. Los animales no solo veían sus cerebros rejuvenecer, sino también sus músculos, gracias a una proteína que circula en la sangre joven. Ahora, este trabajo apunta una segunda táctica basada en el nuevo factor de envejecimiento “que podría atacarse para hacer recuperar la memoria en las personas mayores”, resume Villeda.

Fotos: Pixabay


Real Time Web Analytics