Los perros reconocen las caras mejor que sus amos

perro mejor amigo

El cerebro de los perros, según explican los neurocientíficos, tienen una zona especial que les ayuda a distinguir entre una persona y otra así como recordar el hogar. Esto es la base por la que se han adaptado al hombre pasando a ser “su mejor amigo”, según un artículo de la revista PeerJ

"Los perros son animales muy sociales y es comprensible que sean capaces de reconocer las caras. Lo que se ha investigado es descubrir si esta habilidad es innata de su cerebro o es adquirida a lo largo de su via” - dijo Gregory Burns (Gregory Berns) de la Universidad de Emory en Atlanta (EE.UU.).

perro mejor amigo

A partir de imágenes de resonancia magnética Burns y su equipo hallaron que los perros tienen una habilidad innata para el reconocimiento de caras, característica que le ayuda a ser considerado el mejor amigo del hombre.

En los estudios previos a esta investigación, comprobaron Burns y su equipo que se pueden identificar unas áreas en el cerebro de los perros, como el olfato, que son las responsables de determinar la presencia de una persona o animal conocida en la habitación donde se encuentra el can. Esto les hizo pensar que era posible que el cerebro del perro estaría configurado para interactuar con los hombres y adaptándose a la convivencia con humanos

Para demostrar esta teoría, en la que aseguran que los perros reaccionan ante las caras de familiares, amigos y desconocidos así como ante objetos inanimados, se apoyaron en imágenes tridimensionales, pues es conocido que estos animales no reaccionan ante las dos dimensiones del televisor.

Los resultados confirmaron sus predicciones. Los perros al mirar las fotos que involucran a persona o familiares en su corteza temporal "incluye" un grupo especial de neuronas que no aparece cuando los animales ven muebles u otros objetos inanimados.

Al mismo tiempo, destaca el biólogo, las caras de las personas y los perros no causan reacciones en el centro de placer o en otras regiones del cerebro. Dice que "el mejor amigo del hombre" tiene una habilidad innata para reconocer caras, y no la adquirió como resultado de la formación de la conexión asociativa entre la aparición de una persona y el acceso a los alimentos y otras cosas importantes para un perro.

Por lo tanto, Burns y sus colegas lograron encontrar una cosa más, que, junto con la capacidad de mirar el propietario a los ojos y comer alimentos humanos, ayudó a "mejor amigo del hombre" para adaptarse a la vida en compañía de la gente.

Fuente: http://www.1news.az/

Fotos: Pixabay​


Real Time Web Analytics