7 ideas para ser amigo de tu ex

Las rupturas con la pareja suelen ser dolorosas porque ha habido muchas experiencias en común y sobretodo si hay niños, conviene apartar la negatividad y trabajar los aspectos positivos que siempre es la mejor opción. De otra forma, todo se enquista y el amargor te irá arrastrando en muchos aspectos de tu vida.

Quizás sea bueno que consideres los siguientes aspectos para evitar una relación llena de rencores. ¿Por llevarse mal si nos podemos llevar? El hecho de verse con cierta armonía merece las pena, ¿no te parece?

1 – El pasado no lo puedes cambiar

Es el momento de mirar al futuro, ya has roto con la pareja así que los errores, las mentiras, los malos momentos ya no forman parte de tu vida de vuestra vida en común, porque ahora estás en otra etapa. Sal al mundo sin ese equipaje, mira hacia adelante. Lo único que te importante es la experiencia que tienes. Lo que no debes volver a repetir.

7 ideas para ser amigo de tu ex

Si cada vez que estáis juntos sobre todo si hay niños, olvida el pasado y disfruta del momento tal y como viene. No dejes que se te llene el cuerpo de amargura por estar siempre mirando hacia atrás. Si cargas con todo eso no podrás mirarle a los ojos ni mantener una conversación sin que algo salpique y empañe el momento. Si estás en el trabajo, con los niños o con amigos comunes, esto lo estropeará todo, afectará a vuestras otras relaciones personales e incluso puede que a vuestra vida laboral.

La idea es que no tenéis que ser amigos, pero tampoco enemigos para toda la vida.

2 – No discutas por lo que no tiene solución

No es fácil dejar todo atrás, las heridas se abren con facilidad y pueden surgir sin quererlo motivos de discusión, pero ¿merece la pena seguir discutiendo por lo que ya no importan?

7 ideas para ser amigo de tu ex

Al conocer en profundidad a tu ex sabes muy bien donde puedes hacer daño, evita entrar en enfrentamientos de alta tensión, porque no te llevarán a buen puerto. No saques tu armamento pesado para conseguir el hundimiento porque ninguno de los dos saldrá bien parado. Simplemente cambia de escenario.

Sin embargo...

3 – Defiéndete

Tienes la obligación de mantenerte firme y defender tu postura cuando sea necesario. Dejar el pasado atrás no significa olvidar por qué se tomó una decisión.

Debes hacerte respetar del mismo modo que tú respetas al otro. La diferencia de puntos de vista es el motivo que subyace en todo ruptura. Y eso va a seguir siendo así. Respetar y hacer respetar esos puntos de vistas opuestos o no complementarios permitirán mantener una relación cordial, en la medida de lo posible.

4 – Aprender a perdónale y perdónate

Esta es la parte más difícil pero muy importante y absolutamente necesaria. El motivo de la ruptura tiene dos partes la suya y la tuya es una responsabilidad compartida. Perdonar y perdonarse es algo necesario para avanzar, más allá de que se quiera, se pueda o se deba mantener una relación cordial con la expareja.

Evita almacenar ira, odio, culpa o sentimientos de venganza, son emociones negativas y destructoras. Tu mundo empieza ahora, una nueva vida, trabaja emociones positivas, practica la relajación y la visualización viéndote como la persona que quieres ser.

5 – Comprende y sé compasivo.

Quizás el no se lo merezca, pero tú sí. Tu te mereces ser feliz, compórtate como te gustaría que se comportaran contigo. Actúa por elevación, estás por encima de todos los malos rollos del pasado y te encuentras libres sin ataduras.

7 ideas para ser amigo de tu ex

Una actitud comprensiva y compasiva te permitirá superar el rencor y dejar atrás ese pesado equipaje, que tantas veces sentirás que está atado a ti con mil nudos.

6 – Mantén una distancia saludable

Pasado algún tiempo, pueden aparecer emociones confusas que puede producir malos entendidos, porque las experiencias en común fueron muchas y algunas maravillosas.

Si aparecieran intenciones de reiniciar de nuevo, debes primero solucionar todo lo que provocó la ruptura para no volver al poco tiempo al punto de fricción.

Mantener una distancia saludable es la mejor forma de no provocar malos entendidos y de darse la oportunidad de aclarar las cosas, especialmente en lo que a uno mismo se refiere.

7 – Desea su felicidad sinceramente

Que no os fuera bien juntos no quiere decir que no tengáis derecho a ser felices y a tener una segunda oportunidad, cada uno por vuestro lado. Tú la tienes, y tu ex también.

Si has conseguido alejar el rencor, es el momento de alejar también los celos y las envidias.

Fuente: http://lamenteesmaravillosa.com/


Real Time Web Analytics